Visa, MasterCard, PayPalShop with confidenceSecured by ThawteKlarna

Procesamiento del café tras la cosecha

Las fases de trabajo industriales para el procesamiento de los granos de café deben disponerse inmediatamente después de la cosecha, de lo contrario, la pulpa se fermenta y el producto se estropea. Un tratamiento se puede llevar a cabo ya sea por el método seco o bien por el método húmedo.

Separar la pulpa del hueso de la cereza de café:

Separación por el método seco

En el tratamiento por el método seco se obtiene el café denominado "natural" en la jerga. Las cerezas de café cosechadas se secan aproximadamente 4 semanas al sol en grandes superficies de unos 50 m² por hectárea de plantación. Al mismo tiempo, y para lograr un secado uniforme se las debe girar de vez en cuando. Las semillas secas se pelan mecánicamente; para ello, se las hace pasar a través de dos rodillos dispuestos a una distancia calibrada, de modo que los granos caigan. La separación de los granos de las cáscaras se realiza luego por tamizado.

Separación por el método húmedo

Con el método húmedo se obtiene un café que en la jerga se denomina "lavado". Los frutos se someten a una limpieza previa "gruesa" y se remojan 36 horas en agua. Los frutos maduros caen al fondo de la batea (inmersión) y las cerezas de café inmaduras o demasiado maduras permanecen flotando en la superficie. Para separar la pulpa del hueso, las cerezas de café maduras se prensan a través de un tamiz o se reducen mediante rodillos.

La capa mucosa que permanece en el hueso se retira por fermentación. Los residuos de la fermentación se lavan posteriormente con mucha agua potable.

Debido al elevado consumo de agua, el método húmedo con fermentación no puede aplicarse en cafés con altos estándares de sostenibilidad, a pesar de que produce la mejor calidad de café verde. Ahora, también las máquinas son capaces de reemplazar la fermentación.

Pulir

Al pulir, se retira la piel plateada del grano de café. Esta no solo se ve desagradable en el grano, sino que también puede afectar el sabor durante el tostado. No todos los productores de café verde pulen sus granos de café.

Detección de cuerpos extraños

Tras el procesamiento del café verde se procede a su clasificación. Debido a que esto se realiza mediante diferentes métodos, como el cribado o la inspección visual, se busca automáticamente también la presencia de cuerpos extraños. Así se eliminan pequeñas ramas, piedras, restos de vaina u otros cuerpos extraños. A pesar de ello, a veces algo puede deslizarse a través del control final del café como producto natural. Esto queda demostrado en el hecho de que casi cualquier molienda de una máquina totalmente automática dispone de un sistema de detección de piedras.